lunes, 13 de octubre de 2014

Eres las manos de Dios; usalas para construir
Eres la mente de Dios; usala para crear
Eres el corazón de Dios; úsalo para amar
Si te dices hijo de Dios; actua como tal. De lo contrario te comportas como un hijo de la oscuridad, él cual es ambicioso, violento, mentiroso, destructivo, goza de la muerte y de la guerra, tiene odio y deseos de poder, lucha por ser poderoso, rico y famoso.
Un hijo de Dios simplemente camina expandiendo la energía de su amor, pensando en como dar mas felicidad al prójimo, usando sus manos para estrecharlas con otras manos, sus brazos para abrazar. Puede tomar una pala pero nunca un arma, puede dar su dinero pero nunca robara, puede amar pero nunca odiar. Solo tiene amor en su corazón y nunca piensa ni habla mal de nadie.
Si eres hijo de Dios muéstrate como tal. Hay demasiados que muestran que son hijos de la oscuridad.
Se necesita mas luz, tu luz, enciéndete ya

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada