sábado, 4 de abril de 2015

El universo es producto del Big Bang. El Big Bang es producto del colapso de un agujero negro. El agujero negro es producto del colapso de una estrella.

El universo es producto del Big Bang. El Big Bang es producto del colapso de un agujero negro. El agujero negro es producto del colapso de una estrella. Entonces la existencia de un universo es producto de la muerte de la estrella de otro universo, con lo cual como mínimo tenemos dos universos: uno donde residimos nosotros y dos donde estaba la estrella que murió. Mas en ese universo hay; igual que en el nuestro; incontables estrellas, y al igual que el nuestro en un permanente nacer y morir de estrellas, con lo cual ese universo esta creando permanentemente otros universos, e igualmente eso sucede en el nuestro. Como los tiempos son muy superiores a los que podemos observar y medir desde nuestra perspectiva y que no podemos ver mas allá de la luz que nos llega, el único que hemos podido vislumbrar es el nuestro. Mas es un hecho que sucede eternamente. Con lo cual tenemos dentro de nuestra dimensión una sucesión infinita de universos, lo que hace una sucesión infinita de vidas.
Nos encontramos con esto con que solo podemos suponer el comienzo de nuestro universo pero no el comienzo de la vida; sencillamente porque no la hay; ya que esta siempre estuvo. La vida ha estado y estará siempre. Nada comienza. Nada termina. Todo simplemente cambia. Todo va mutando, modificando, cambiando. Es el permanente movimiento de la vida. A cada segundo todo es diferente, todo es creación y destrucción, nacer y morir, todo así para que la vida sea por siempre, como siempre ha sido.
Que la vida no tenga principio, que no haya un inicio es algo que supera nuestras mentes, nuestro pensamiento, nuestra imaginación. Necesitamos de algo lineal, de algo que se pueda medir en el tiempo. Son conceptos imposibles: que la vida sea por siempre sin comienzo ni final y que el tiempo en realidad no exista. Y no se trata de que no haya un tiempo que podamos medir, percibir, sentir y sufrir, sino que el tiempo es una variable que se modifica según el observador, que puede ser mas lento o mas veloz según la velocidad a la que se mueve el observador y llevado al extremo de la ecuación "vida eterna-no tiempo" la eternidad mata al tiempo. Dentro de lo absoluto no hay tiempo. Solo en las porciones que tomamos y medimos sean rectas o curvas podemos darle un valor al tiempo. Mas en la totalidad es imposible ya que no hay un origen ni un final. Si el tiempo es variable y solo medible en determinados segmentos entonces toda velocidad es variable, incluso la de la luz. A nuestras mediciones y por la diferencia de velocidades, nos parece que la luz es constante, mas no es así. Cuando podamos enfocarnos es una luz variable llegaremos a nuevos paradigmas. 
Lo que tenemos es la infinitud del universo, o de los universos y eso en esta dimensión, y así se repite en cada dimensión y hay infinitas dimensiones.
Una sola constante: LA VIDA. La vida por si misma, la cual es permanente, y si ella es por siempre todo lo que se va creando también lo es, todo es eterno y solo se modifica su forma, mas su esencia esta por siempre. El alma de cada cosa, de cada ente siempre esta, cambian las imágenes, los lugares, las vivencias pero la vida de ese ser esta por siempre. Somos eternos y deberíamos vivir en función de esa eternidad y no quedarnos en la pequeña línea temporal de una vida física. No es la línea de nuestra materia la que debemos prestar mas atención, sino la de nuestra alma. Y si, no tenemos como medir eso, pero por eso no podemos invalidar el pensamiento de ver las cosas sin la temporalidad con la que medimos todo.
Y Dios? desde el punto de vista de la discusión terrenal de si existe o no Dios, podemos decir que, existiendo o no la vida esta, la vida es. Con lo cual podemos tener fe o no, podemos buscar pruebas físicas o matemáticas para demostrar su existencia o para negarla, no importa lo que hagamos o discutamos, la vida estuvo, esta y seguirá estando. Desde un punto de vista mas universal Dios existe, Dios es la esencia de la que se nutren todas las cosas, en todas las dimensiones, en todos los universos, en todas las naturalezas. Dios como ya hemos dicho no es un señor de larga barba que habla con voz de trueno, ni que reside en una nube. Dios no es una cosa, un ente, un ser. Dios es todas las cosas, todos los seres, Dios es la suma de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada