martes, 15 de septiembre de 2015

Depuracion planetaria

Durante la primera mitad de su vida el Planeta Tierra se dedico al desarrollo del planeta como tal, a dar forma y lugar para el desarrollo de los distintos tipos de vida. Todo esto bajo su condicion de ser de luz, o sea todo en este planeta en formacion y desarrollo era de luz. Su formación astronómica, el establecimiento del primer continente, de los primeros mares, de su atmósfera y todos los demás acontecimientos estuvieron regidos por la luz y el amor. Guiado por seres de luz, por sus maestros minerales y por la congregación del Árbol, a la cual y como hemos dicho muchas veces; este Ser Mineral Planeta Tierra pertenece.
En la segunda mitad de su vida y hasta hace muy poco tiempo, todo en este mundo estuvo regido por la dualidad. Esto no significa que el Ser Mineral Tierra se haya vuelto dual; siguió siendo un ser de luz; sino que ha permitido que en su capa mas externa, convivan todo tipo de seres, tanto de luz como de oscuridad. Todo esto implico un gran esfuerzo para nuestro hermano mineral Tierra, pero lo soportó y le aportó desde su lugar todo su amor para que las energías mas amorosas colaboraran a que los corazones de los seres humanos se llenaran de amor y tuvieran una convivencia pacifica. O al menos que no fuera tan violenta. A veces debía reaccionar para apaciguar demasiada oscuridad en un determinado lugar y  generar algún desastre natural. Otros eran propios de sus cambios, porque este ser seguía su propia evolución. Eramos los humanos que no sabíamos sintonizar sus vibraciones y estar en armonía con su naturaleza para que todo fenómeno natural no nos afectara.
Ahora, este hermoso y querido planeta ha vuelto a la luz. Ya ha pasado el tiempo de la dualidad. Seguramente esta afirmación choca con lo que estamos viendo a diario y que por lo que se ve, seguirá por mucho tiempo mas. El hecho de que el planeta este en luz de nuevo no implica que toda la oscuridad se marche en un solo día. Eso si que seria un desastre total. Todo tiene su tiempo, su momento y las cosas se da de manera gradual y siguiendo un orden establecido. Todo esto en función de que los seres humanos sufran lo menos posible.
El hecho de que este planeta haya vuelto a tener su superficie; la naturaleza en la que vivimos; en luz y que la oscuridad ya no tenga poder, que las fuerzas que muestran los seres oscuros son los esfuerzos finales por sostener su dominio y su poder. La retirada de la oscuridad sera gradual, primeramente todo el mal sale a la superficie y todas las miserias humanas son manifestadas. Se ve como es la vibración de los corazones y de cuanto amor o desamor llevan dentro. En esta retirada, los primeros en marchar serán los seres que sus almas vibren en tercera dimensión. Esto es porque el planeta tierra ha cambiado la vibración de su propia alma. El ser planeta tierra esta vibrando o mejor dicho dando sus primeros pasos en la vibración de la quinta dimensión. Esta vibración obligara a que los humanos vibren al menos en cuarta dimensión. Así que los primeros que dejaran este planeta serán las almas vibrando en tercera dimensión, tanto sean de luz como de oscuridad. Luego, las almas encarnadas o no de los seres oscuros de las dimensiones superiores a la tercera partirán. Los seres de luz cuya vibración sea de cuarta o mayor dimensión, si les corresponde permanecerán. No todos los seres de luz seguirán acá, muchos deberán marchar pues sus misiones habrán concluido.
Cuando todo este proceso que según las necesidades del universo en conjunto con las necesidades del planeta y en función del comportamiento y del amor de los humanos, llevara de unos cincuenta años a unos quinientos años. Es un periodo variable de tiempo, y si tenemos en cuenta que en el universo y en las dimensiones superiores a la tercera el tiempo no existe y en todo caso se lo toma de manera muy diferente, tan distinta que el tiempo es una energía mas y se la usa como tal. Lo concreto es que en mil años o muchos menos, este planeta sera tan diferente en su fisonomía, en su naturaleza, que el mundo como lo conocemos hoy sera imposible de distinguir. 
Así que se ha dado lugar a la depuración de las almas y lentamente al principio y tomando mayor velocidad en próximos procesos y eventos, prácticamente toda la humanidad dejara este mundo. Algunos marchara a través del proceso de la muerte, para luego encarnar en otro planeta dual que reemplaza a la tierra. Otros simplemente se irán, sus almas volverán a sus hogares, a sus dimensiones. Otros cuyos cuerpos aun deben cumplir con misiones sera sacados de este planeta por seres universales para que sean la simiente de la nueva humanidad en ese nuevo planeta dual. 
Aun habrá nacimientos de seres cuyas almas vibren en tercera y aun seres oscuros encarnaran, pero cada vez menos, de a poco irán encarnando seres de luz de dimensiones mayores. Ellos serán las nuevas simientes de este planeta. Además de los seres extraterrestres que vendrán a poblarlo. Un planeta habitado solo por seres de luz y luego de los mil años, sera un mundo con grandes maestros celestiales y toda la tierra sera un lugar de enseñanza universal.
Si bien vienen tiempos de gran tribulación para la humanidad, muchas de las cuales ya se están manifestando, no se debe perder de vista que todo esto es por un bien superior, un bien para todos nosotros y para todo el universo. Llenaos de amor, este es el instante para hacerlo, todas las energías buenas y positivas son enviadas para los que quieren tomarlas. Ama a tu prójimo y demuéstralo, este es el momento. Todo lo que sucede y sucederá esta para demuestres tu amor. Todo el universo nos mira y están para ayudarnos. Cuanto mas amor demos mas protección tendremos.
Queridos hermanos el mundo esta dejando de ser lo que era y lo que creíamos que era. Acompañemos al hermano mineral, entremos en armonía con el universo. El negarnos y pretender seguir como hasta ahora solo nos retrasa en nuestro camino evolutivo, pero no puede impedir el destino de este mundo, de la humanidad toda y de los designios de Dios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada