viernes, 18 de noviembre de 2016

Las energias universales son eternas, permanente, continuamente actuando en todos los universos, en todas las dimensiones. Y ahora, en nuestro planeta, cuyo ser ha vuelto a la luz, que ya no hay dualidades en si, todas las energias mas sublimes, mas puras penetran nuestro mundo, envuelve a todo lo que esta en la superficie y a todo lo que hay en las profundidades, hasta el centro mismo del planeta. Su nucleo se conmueve, se vitaliza, expande su energia de amor, de luz, de paz. Y la naturaleza la empieza a percibir, a sentir en sus piedras, en sus plantas, en sus animales, aun en la forma de vida mas simple, en cada atomo, en cada celula. Todo se va modificando hacia la luz, lentamente la oscuridad se retira.
Solo el hombre, envuelto en sus pasiones terrenales, en sus deseos de grandeza, de poder, de someter al otro, de considerarse superior, de estar embuido en todas las maldades, no alcanza a percibir aun los cambios. Por ahora son pocos los que se van conectando con lo divino, con lo majestuoso del universo, con los planos superiores. Sus almas siente y le hacen saber a los cuerpos, a las mentes, a los corazones fisicos de lo nuevo, de la belleza de lo que se va creando. El resto debera seguir sus caminos de dualidades, de avanzar lentamente en cada encarnacion, volviendo a vivir dolores, teniendo que padecer los males causados, recibiendo una vez mas el amor que los buenos le prodigaron en el pasado y que no comprendieron, que no aceptaron. Y asi se va en un espiral lento, pero se va, solo que lo que podrian avanzar en una vida les lleva diez, cien, mil.
Igual el final para cada alma es el mismo: llegar a la luz mas pura, al amor del corazon de Dios, a estar en los planos y dimensiones mas altas.
Hay seres de mucha luz encarnados.....pocos... pero lo hay. Y cuando uno esta frente a un ser de tanta evolucion, venido de dimensiones muy altas, no puede sentir otra cosa que el extasis de la vida, la felicidad plena, la sensacion de que todo es maravilloso, es un lujo poder sentir sus vibraciones. No desaprovechen la oportunidad, cuando sientan que alguien, sin un gesto, sin una palabra, tan solo con una sonrisa, tan solo con su presencia, generan en el ambito una sensacion de paz, de bienestar, que hace que todo este bien, de sentirme bien. Aprovechen ese momento, estan ante un angel, perciban su energia, alimentense de ella y sera un puente para avanzar mas rapido hacia la luz.
No busquen los grandes discursos, ni a los falsos maestros que con trucos engañan. Alejense de los que solo reiteran viejas recetas. Recetas de la dualidad, que quizas fueron utiles en su momento, pero ahora, con las nuevas vibraciones del planeta, con las energias que llegan, todo eso viejo es pasado. Ahora es tiempo de un nuevo mandamiento, el mandamiento del amor. Y para eso no hace falta discursos, ni magia, ni ser tal o cual, solo hace falta tomar la energia amorosa del universo, llenarse uno de ella y expandirla. Por donde se vaya llenar todo con el amor. Y no hace falta palabra, ni gesto, ni nada. Solo amar. Y si a eso acompañas con gestos, con palabras sabias y buenas mucho mejor.
En la dualidad la energia del amor no estaba. El amor no es dual. No hablo del amor fisico, terrenal, carnal. Hablo del amor almico, del amor de cada ser. Somos eternos, seres de luz o de oscuridad. Y avanzamos en la evolucion llenandonos de luz, Hasta ser puros. Y eso se logra con el verdadero amor, ese amor que transmite su energia a todo, a todos. Ahora que volvemos a la luz, la energia del amor, esa energia que trajo Jesus, que puso la semilla de lo nuevo, del verdadero amor. Ahora con el Arbol de nuevo instalado en la Tierra. Ahora es solo camino hacia el amor. Es el mandamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada